John Wayne héroe quijotesco | Siempre!

John Gabriel (Jack Monkarsh), nació el 25 de mayo de 1931, en Niagara Fallas, New York, y falleció el 11 de junio de 2021, en New York, New York. Entre otros haberes, compuso el poema lírico El Dorado, musicalizado por Nelson Riddle y cantado por George Alexander, teniendo de fondo viñetas, 15 pinturas originales de Olaf Wieghost, del salvaje lejano oeste, en la película El Dorado (Estados Unidos, 1966) de Howard Hawks, con John Wayne, Robert Mitchum, James Caan, Charlene Holt, Arthur Hunnicutt, Michele Carey, Chistopher George… John Gabriel, en el papel de Pedro, “amigo” del personaje de John Wayne.

He aquí el poema, en inglés y su traducción al español, a manera de homenaje a John Gabriel, recientmente fallecido.

In sunshine and shadow (Bajo la luz del sol y en la sombra),
from darkness till noon (de la oscuridad hasta el medio día),
over mountains that reach from the sky to the moon (sobre montañas que alcanzan el cielo y la luna),
a man with a dream (un hombre con un sueño),
that will never let go (que nunca dejará ir),
keeps searching to find El Dorado (se obstina en la búsqueda de encontrar El Dorado).

So ride, boldly ride (Entonces monta, cabalga valientemente),
to the end of the rainbow (hasta el final del arcoiris),
so ride, boldly ride (entonces monta, cabalga valientemente,
till you find El Dorado (hasta que encuentres El Dorado).

The wind becomes bitter (Amargo se convierte el viento),
the sky turns to gray (el cielo se vuelve gris).

His body grows weary (En su cuerpo aumenta el cansancio),
he can´t find his way) (no puede encontrar su senda),
but he´ll never turn back (pero él nunca regresará),
though he´s lost in the snow (aunque esté perdido en la nieve),
for he has to find El Dorado (porque tiene que encontrar El Dorado).

My daddy once told me (Mi papá me contó una vez),
what man ought to be (lo que debería ser un hombre).

There´s much more to life (Hay mucho más para vivir),
thant the things we can see (que las cosas que podemos ver),
and the godliest mortal (y el más piadoso mortal)
you ever will know (que conocerás)
is the one with dream of El Dorado (es el que sueña con El Dorado).

 

Gabriel, sin duda, se inspiró en el poema romántico Eldorado de Edgar Allan Poe, recitado por James Caan en dos secuencias, una casi al principio y otra casi al final, de la película de Howard Hawks. He aquí el poema en inglés y su libre traducción al español.

Gaily bedight (Brillantemente ataviado),
A gallant knight
Un galante caballero),
In sunshine and in shadow
(Al sol y a la sombra),
Had journeyed long
(Viajó largo tiempo),
Singing a song
Cantando su canción),
In search of Eldorado
(A la busca del Eldorado).

But he grew old— (Pero llegó a viejo)
This knight so bold—
(El animoso caballero)
And o’er his heart a shadow
(Y sobre su corazón cayó la noche)
Fell as he found
(Porque no encontró)
No spot of ground
(En ninguna parte)
That looked like Eldorado
(La tierra del Eldorado).

And, as his strength (Y al fin)
Failed him at length
(Cuando le faltaron las fuerzas),
He met a pilgrim shadow—
(Pudo hallar una sombra peregrina)
“Shadow,” said he
(Sombra, le preguntó),
“Where can it be—
(¿Dónde podría estar)
This land of Eldorado?”
(Esa tierra del Eldorado?)

“Over the Mountains (Más allá de las montañas)
Of the Moon
(De la luna),
Down the Valley of the Shadow
(En el fondo del valle de las sombras),
Ride, boldly ride,”
(Cabalgad, cabalgad sin descanso)
The shade replied—
(Respondió la sombra)
“If you seek for Eldorado!”
(Si buscáis Eldorado)

“Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quienes los antiguos pusieron nombre de dorados, y no porque en ellos el oro, que en nuestra edad de hierro tanto se estima, se alcanzase en aquella venturosa sin fatiga alguna, sino porque entonces los que en ella vivían ignoraban estas dos palabras de ‘tuyo’ y ‘mío’. Eran en aquella santa edad todas las cosas comunes: a nadie le era necesario para alcanzar su ordinario sustento tomar otro trabajo que alzar la mano y alcanzarle de las robustas encinas, que liberalmente les estaba convidado con su dulce y sazonado fruto. Las claras fuentes y corrientes ríos en magnífica abundancia, sabrosas y transparentes aguas les ofrecían. En las quiebras de las peñas y en los huecos de los árboles formaban su república las solícitas y discretas abejas, ofreciendo a cualquier mano, sin interés alguno, la fértil cosecha de su dulcísimo trabajo… Todo era paz entonces, todo amistad, todo concordia, aún no se había atrevido la pesada reja del corvo arado a abrir ni visitar las entrañas piadosas de nuestra primera madre; que ella, sin ser forzada, ofrecía por todas las partes de su fértil y espacioso seno, lo que pudiese hartar, sustentar y deleitar a los hijos que entonces la poseían…”

Así hablaba El Quijote de Cervantes, con su lanza en ristre. Cole Thornton (John Wayne), el héroe quijotesco de Howard Hawks hablaba con revolver y rifles, en EL DORADO.

We wish to give thanks to the writer of this short article for this amazing material

John Wayne héroe quijotesco | Siempre!

Travors